Sobre la importancia de rezar


 

Tras una larga sesión matinal de oraciones en el monasterio de Piedra, un novicio preguntó al abad si las oraciones hacían que Dios se acercase a los hombres.

– Te responderé con otra pregunta -dijo el abad-. Todas estas oraciones que dices, ¿harán que mañana salga el sol?

– ¡Claro que no! ¡El sol nace porque obedece a una ley universal!

– Entonces, ésa es la respuesta a tu pregunta. Dios está cerca de nosotros, independientemente de las oraciones que digamos.

El novicio le replicó:

– ¿Estás diciendo que nuestras oraciones son inútiles?

– En absoluto. Si no te levantas temprano, nunca conseguirás ver la salida del sol. Si no rezas, aunque Dios esté siempre cerca, jamás conseguirás notar su presencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: