¿Es posible vivir la Navidad de otra manera?


 

navidadg“Detengamos la ‘Hiper-Navidad’, hagamos la paz en la Tierra”. Éste es el lema con el que, por cuarto año consecutivo, 23 asociaciones y movimientos cristianos franceses han unidos sus esfuerzos y medios para que se vivan estas fechas de un modo diferente, abandonando los hábitos consumistas y recuperando el mensaje evangélico. Entre ellas se encuentran l’Action Catholique des Enfants (ACE), l’Action Catholique des Femmes (ACF), l’Aumônerie de l’Enseignement Public (AEP), l’Action Catholique des Milieux Indépendants (ACI), Jeunesse Ouvrière Chrétienne (JOC), Justice et Paix, Mouvement des Cadres Chrétiens (MCC), Mission Populaire Evangélique de France, le Mouvement Eucharistique des Jeunes (MEJ), le Mouvement Rural de Jeunesse Chrétienne (MRJC) o Pax Christi.
Este año, la campaña francesa está dedicada al respeto a la naturaleza, porque las agresiones que se cometan contra ella son, en realidad, contra el ser humano. “El medio ambiente y la paz son indisociables, ya que nuestros métodos de consumo implican un impacto directo en la economía de los países desfavorecidos”, explican los responsables.
Esta preocupación, igual que la solidaridad o el consumo más racional, es común a todos los cristianos, por lo que esta propuesta se puede extrapolar a España. “Hoy por hoy, el espíritu cristiano de la Navidad está muy lejos -pese a lo que nos hacen creer- de las luces de colores y de los centros comerciales. Todos consideramos la Navidad otra cosa. Los cristianos tenemos, por encima de las distintas sensibilidades, muchas cosas en común hacia las que caminar”, reflexiona Eduardo García Vázquez, secretario general de Profesionales Cristianos (Px).

Sin embargo, Teresa García, secretaria general de la Juventud Estudiante Católica (JEC), llama a actuar con cautela y tener en cuenta el diferente grado de maduración en la fe que tienen los fieles; por eso, aconseja que tenga “diferentes puertas de entrada, para que puedan asomarse tanto los que ya viven su fe comprometidos en grupo, como los que sueñan con un mundo diferente”. “Debe ser -prosigue- una propuesta sencilla para que tanto aquellos que tienen claro qué les mueve a celebrar la Navidad, como los que solemos llamar ‘alejados’, puedan encontrarse en una misma fiesta que, de alguna manera, da sentido a su vida”.

Puesto que propone un cambio de mentalidad y de hábitos drástico, Virginia Burgos, presidenta del Movimiento de Jóvenes de Acción Católica (MJAC), asegura que “los cristianos no van a estar nunca del todo preparados para lo que implica, por eso siempre están en camino”. No obstante, recuerda que la pretensión de todos los grupos cristianos es crecer en esos valores, en definitiva, trabajar por ser cristianos en el mundo. 

De igual modo, María Gracia, presidenta de la Acción Católica General de Adultos (ACGA) alude al “descafeinamiento” de la vivencia cristiana en la sociedad actual como un obstáculo para que este planteamiento no llegue al común de los creyentes. Pese 

a ello, considera que propuestas como la francesa son necesarias si las asociaciones y movimientos pretenden “ser una voz que plantee los valores cristianos en esta sociedad, con humildad, pero con autenticidad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: