Así nació la Compañía de Jesús (1)

Del Memorial de Pedro Fabro La Compañía brotó de una amistad. Yo, Pedro Fabro, doy muy de continuo gracias a Dios por la Compañía de Jesús, pues nunca podré pagar lo que a ella le debo, sin mérito alguno de mi parte. Si no lo hiciera pecaría de ingratitud muy crecida. Por eso el agradecimiento … Sigue leyendo