La venida del Hijo del hombre


Para entender bien este evangelio sobre la venida del Hijo del Hombre, hay que leer todo el capitulo 13 de Marcos. Resumamos su contenido.
13,1-4: SALEN DEL TEMPLO. Jesús ya no volverá a él. Los discípulos todavía no han entendido. Están aferrados a las tradiciones (” qué edificios…”) Y están todavía atados al sistema del Templo. La pregunta de los discípulos sobre el “cuando” sucederá todo, dará origen al discurso sobre el fin doloroso del TEMPLO y de ESTE MUNDO. Pero sobre todo mostrará como emerge triunfalmente de entre ellos la HUMANIDAD NUEVA, el esperado REINO DE DIOS.
Todo este discurso tiene un trasfondo real: los sufrimientos que en aquella época (en la que se escribió el evangelio) que están padeciendo judíos y cristianos: En el año 64 se levanta una fuerte persecución contra los cristianos de Roma: muchos mueren en un espectáculo grotesco de cuerpo humanos convertidos en antorchas que queman para iluminar los espectáculos de Nerón. Grandes nubarrones de todo tipo se ciernen sobre la comunidad. En el año 67, en Palestina, Vespasiano con 60.000 hombres reconquista la parte Norte de Israel (Galilea), con venganzas y ejecuciones, propios de la reacción del imperialismo de turno
que siempre pugna por su independencia. Al año siguiente ocurre otro tanto en el valle del Jordán. En el año 69 los romanos someten el sur, Judea. En el año 70, Tito entra en Jerusalén, destruye la ciudad y el Templo y acaba con el mundo de los judíos. Para el pueblo de Israel comienza su largo vagar por el mundo, hasta que al cabo de 19 siglos la ONU restablezca el estado de Israel.
El evangelio de Marcos se escribe entre el año 65 al 71, en medio de todo este caos. El evangelista pretende animar a sus cristianos y decirles que está llegando el mundo nuevo de Dios, que el mundo viejo de las tradicio-nes judías se está autodestruyendo, que no es extraño que los luchadores comprometidos por el Reino, reciban los coletazos de un mundo que está muriendo.
No solo había este trasfondo real en los tiempos en que se escribió este evangelio. También en el año 30, cuando Jesús dijo este discurso, muchos veían el futuro cargado de guerras y confusiones: el peligro de un aplastamiento imperialista romano, respuesta sangrienta a las continuas revueltas independentistas judías. Jesús debía ver el futuro bastante sombrío. Pero a pesar de todo continúa anunciando que el Padre se ha comprome-tido con el Reino, que el mundo nuevo llega está al caer. Ve que se acerca a través de sufrimientos y angustias, a través de la muerte del mundo viejo (“caerán todas las estrellas y soles”, todos los poderes del mundo viejo) Será un nacimiento con insospechados dolores de parto y con lloros de la nueva criatura que nace. Jesús mismo ha interiorizado ya que su existencia está en peligro grave.
5-6: ANTES DE LA LLEGADA DEL REINO, ALERTA.
Que el discípulo no se engañe ante la grandeza y belleza de las piedras del Templo. El texto está marcado por diversas llamadas a la vigilancia.
Vendrá el engaño de muchos “Mesías”. Habrá muchos que prometan falsamente un “mundo nuevo”, que dirán “yo soy la salvación”. Cada época tiene sus falsos Mesías. Los Mesías de hoy son: “el tener, el consumo, el poder, el liberalismo, la globalización…” Que no nos engañen.
7-8: GUERRAS, HAMBRES… Hay muchas personas, y muchas sectas pseudo-cristianas, que ven en todo el final. A ellas hay que decirles: no creáis que es el fin, son solo dolores de parto de un mundo nuevo, es el mundo viejo que se autodestruye.
A los que ven en las desgracias el fin de los tiempos -y que por tanto se paralizan y no las combaten- hay que decirles “que estos caos son los dolores de parto”, que se sitúen acertadamente ante ellos.
9-13: PERSECUCIONES… Es el tercer caos. El mundo viejo quiere morir matando a los cristianos: os van a perseguir el estado, la autoridad religiosa, incluso la propia familia. Manteneos fuertes. ¡Cuantos luchadores por las causas del evangelio (justicia, solidaridad, acogida a inmigran-tes…) a través de la historia han encontrado fuerza en estos textos! Estos consejos (más que consejos, avisos de urgencia, exhortaciones) van dirigidos no contra los

enemigos externos, sino contra los internos.
13-20: EL TEMPLO DESTRUIDO. Los especialistas no saben si Marcos escribió este fragmento después del año 70, cuando Tito destruyó el Templo. Pero hace alusión a aquellos acontecimientos. La intención del “abominable” emperador Calígula de erigir una estatua suya en el Templo constituía para el judaísmo una gran blasfemia. Cuando esto ocurra no lloréis por el Templo, no añoréis un sistema caduco, más bien huid de él, fue incapaz de dar vida. Cuarto caos.
21-23: ALERTA. Acaba como ha empezado. La confusión absoluta, último caos que hay que aguantar antes de la llegada del nuevo mundo. Cinco “caos” dirán los apocalípticos; cinco “purificaciones” dirán los cristianos. El mundo nuevo de Dios no nos llega ingenuamente. Estad atentos: ahora que lo sabéis de antemano, no falléis, que no os coja de imprevisto o somnolientos como les pasará enseguida a los discípulos en Getsemaní, cuando os llegue la cruz.
24-27: VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE Tras los dolores insospechados del parto nace el Reino. (Desarrollamos este punto y el siguiente en el comentario de hoy)
27-32: CUANDO LLEGARA EL REINO Hay que saber captar los “signos de los tiempos” (lo comentamos más adelante)
33-37: NO REHUIR EL COMPROMISO A pesar de utilizar el estilo apocalíptico Marcos quiere dejar clara dos cosas: Hay que continuar con el compromiso de vivir, luchar y predicar. Cada uno tiene un trabajo que hacer por el mundo nuevo de Dios. Contra aquellos que se van aburguesando al ver que se retrasa la llegada del Reino y se van afincando en este mundo viejo, Marcos hace notar los signos de su llegada: el mundo viejo ha empezado ya a autoaniquilarse.
(Cf. Francesc Riera y Figueras. Jesús, el Galileo. Pg. 193-202. Narcea Ediciones)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: