Historia, personajes, llamadas del tiempo de adviento


UN POCO DE HISTORIA
En el siglo IV los cristianos comenzaron a celebrar la venida del Señor entre los hombres. Era una celebración nueva en esa época, pues antes de ella sólo se celebraba el día de Cristo, la Pascua del Señor, no sólo el día anual de la Pascua sino cada domingo. Surge la fiesta de la Navidad para celebrar el aniversario de la venida del Señor y también como ocasión para combatir las fiestas paganas -que se celebran el 25 de Diciembre en Roma y para los egipcios el 6 de Enero- proclamando la fe de la Iglesia en la Encarnación y Nacimiento del Verbo.
Fijada la celebración del Nacimiento del Señor, ésta se va preparando durante un tiempo. Esta costumbre tuvo su origen en Francia y España; y en el siglo VII, aproximadamente, se extiende a Roma naciendo así este tiempo litúrgico, que hoy llamamos Adviento.
Ya en los primeros datos sobre el Adviento se descubre un carácter escatológico a la vez del carácter de preparación a la Navidad, lo cual ha llevado a la discusión sobre el sentido originario del Adviento. En estas discusiones unos han optado por la tesis del adviento orientado a la Navidad, mientras otros optaron la tesis de preparación a la venida escatológica.
PERSONAJES
El tiempo del Adviento nos presenta tres personajes que nos ayudaran a profundizar y prepa-rarnos mejor para la Navidad.
El profeta: (este año serán Jeremias, Baruc, Sofonías y Miqueas). El profeta no es el hombre que anuncia el futuro para olvidar el presente y paliar sus dificultades. Ese sería un charlatán. Es el hombre que descubre el sentido del presente mirando hacia el pasado y el futuro. En el pasado encuentra las claves para comprender la situación presente de manera que la vida no sea algo sin sentido; en el futuro ve el ideal hacia el que se camina de manera que el presente es considerado un tiempo de compromiso cargado de responsabilidad. El profeta, por tanto, libra a su generación del absurdo y despierta en ella el sentido de la responsabilidad ante la historia.
Juan el Bautista: que vino al mundo por obra de Dios, porque nadie lo esperaba. Ni siquiera sus padres: su madre Isabel era estéril, y ambos de avanzada edad. Le pondrían por nombre: regalo de Dios, gracia del cielo, o sea, Juan.
Juan era la voz que grita. Testigo de la luz. El inconformista. Rudo, radical, fronterizo. No cayó en la trampa de la ciudad, del consumo. Se va al desierto, a la búsqueda de lo esencial.
Decía y hacia. No tuvo doblez, ni fue inconse-cuente. Iba vestido, como Elías, de pelo de camello con una correa de cuero a la cintura. Lo que fue Elías ocho siglos antes, lo era Juan ahora: defensor de un Dios que no quiere sistemas injustos. Hay que igualar.
María: En ella culmina la espera y la esperanza de su pueblo. María es el anticipo de la nueva humanidad porque ella tuvo en su interior al Hijo de Dios. Ella nos muestra el camino de la dicha completa: dejar que Dios entre en nuestra vida y transforme nuestro ser, ponernos en sus manos, considerarlo el único y definitivo bien. Eso fue lo que hizo la Virgen.
LLAMADAS
Este adviento que comienza no puede ser una simple repetición de algo que ya conocemos. Debemos vivirlo como un tiempo de gracia, como un tiempo de acogida a un Señor que viene a nosotros como Salvador y de empeñarnos con nuevo compromiso en la trans-formación del mundo según el deseo de Dios.
Y vivir la espera y esperanza.
Esperar a que llegue el Señor a través de los acontecimientos pequeños y grandes de cada día y esperar, preparados, a que nos llame cuando quiera a su vera.
El que espera VIGILA, está preparado para cualquier imprevisto.
El que espera REVISA, pone en orden sus cosas, cambia, renueva.
El que espera CONFÍA, mantiene firme su fe.
Durante cuatro semanas todo el pueblo de Dios vivirá en su liturgia, la espera y la esperanza, la revisión y el cambio de mentalidad y rumbo, la austeridad y la vigilancia. También para ti y para mi es esta llamada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: