Se cumplen 30 años de la muerte de Luís Espinal


Era el 21 de marzo de 1980 por la noche, en Bolivia, y el jesuita catalán Luis Espinal salía del cine. Unos desconocidos le hicieron entrar en un jeep. Espinal fue torturado y asesinado. De esto hace 30 años. Lluís Espinal había llegado a Bolivia en 1968, cuando este país -y prácticamente todo América Latina- vivía una época de dictaduras, represión y violaciones de los Derechos Humanos. Es también el año de la asamblea de los obispos de América Latina en Medellín, el momento en que sectores de la iglesia van madurando un proceso de proximidad a los pobres en sus luchas: la teología de la liberación. Espinal se convierte en Bolivia en ‘Lucho’, y ejerciendo su trabajo como periodista y crítico de cine, trabaja al servicio del pueblo boliviano, denunciando la dramática situación que está viviendo, la represión militar y las consecuencias del narcotráfico. Su voz se hizo incómoda para muchos. Tres días después, en El Salvador, era asesinado también el obispo Oscar Romero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: