El examen ignaciano

BUSCA UN TIEMPO PARA TI Y PARA EL SEÑOR.- Ejercítate, pues, en orar cada día sobre tu vida. Haz para ello una pausa de paz en el tiempo. No es un esfuerzo de introspección, quizás morbosa, sino de reconocimiento del Señor. Búscate un tiempo propicio y, para empezar, reaviva tu fe en la presencia del … Sigue leyendo