Latidos de felicidad

En nuestro corazón late el deseo de felicidad, que no encuentra satisfacción plena en lo que nos rodea, pero que se atraído por Cristo y en Él encuentra la respuesta. Anuncios