El jesuita Luis Ruiz, un gran olvidado en su tierra, continúa velando a sus 96 años y desde el anonimato por las 140 leproserías que fundó en China

Publicado en El Comercio. Por LETICIA ÁLVAREZ| GIJÓN el 2009/03/16 Salió de España en 1931 y ya nunca regresó. En Macao, encontró su hogar  Los enfermos de lepra estaban confinados en islas y en montañas a las que el padre Ruiz accedió para ayudarles  Dignificó sus vidas y educó a sus hijos apartándoles de la discriminación … Sigue leyendo